Aachen

Hoteles en Aquisgrán

Desde 
71

Elige las fechas para ver los precios

Introduzca un destino para iniciar la búsqueda
7 Ago-8 Ago
1 Habitación, 1 Huésped
Código promocional
Código de promoción válido
Mejor precio garantizado
Mostrar en el mapa

Leonardo Hotel Aachen

Krefelder Straße 221, 52070 Aquisgrán
Situado justo al norte del centro de Aquisgrán
Wi-Fi gratuito
Desayuno
Estacionamiento
Bar
Restaurante
Animales permitidos
Reuniones
Accesibilidad
TV de pantalla plana
Desde
71
1 / Noche
Seleccione las tarifas

Reserve directamente y obtenga un 10% de descuento

¡ Únase a Leonardo AdvantageCLUB hoy, es fácil y gratis!
Comience a ganar ahora y acumule puntos para estancias gratuitas en uno de nuestros hoteles Leonardo.

¿Ya es miembro?
Tasa mínima garantizada
Pago seguro en línea
Sin gastos de reserva ocultos
¿Ya es miembro?

Aquisgrán

Aachen es conocida por sus hermosos edificios medievales y sus burbujeantes aguas termales, es una ciudad universitaria próspera y merece la pena visitarla, tanto si se encuentra en Alemania por negocios como por placer. ocio. Este es el lugar tan amado por el emperador romano Carlomagno que en el año 796 d.C. mandó construir una catedral, ahora una popular atracción turística que también alberga su magnífico sepulcro de oro y plata. Visite Aquisgrán por negocios y será recompensado: la ciudad es sede de un gran número de grandes empresas, incluyendo Generali Insurance y el Ford Research Centre, junto con las instalaciones de investigación de vanguardia de la RWTH University of Aachen. Si busca un hotel en Aquisgrán, el Leonardo Hotel Aachen le ofrece una estancia cómoda y bien situada para visitar la ciudad.

Oriéntese

No hay mejor lugar para comenzar una visita a Aquisgrán que su famosa catedral, en la que destacan un retablo dorado con inscripciones ornamentales y una hermosa araña del siglo XII. Justo enfrente de la catedral se encuentra Rathaus Aachen, un gran ayuntamiento de estilo gótico, construido sobre los cimientos de la Sala del Rey de Carlomagno, que alberga impresionantes vestiduras imperiales.

No se lo pierda

Aachen cuenta con más de 30 fuentes termales, muchas de las cuales han sido transformadas en lujosos spas diurnos. Para disfrutar de un auténtico baño romano, visite Carolus Thermen, que cuenta con piscinas cubiertas y al aire libre, así como una sauna, un baño de vapor y una gruta de agua. La temperatura del agua está a unos 47°C y los minerales sulfurosos tienen propiedades curativas, lo que hace que las aguas termales sean ideales para cualquier problema muscular.  

Mientras esté allí 

Deguste especialidades regionales como Öcher Puttes (morcilla) en Postwagen, un encantador restaurante local con decoración tradicional que incluye platos de cobre y teléfonos antiguos colgados de las paredes. La ciudad también es conocida por su Printen (un tipo de galleta de Lebkuchen, similar al pan de jengibre), que es un gran regalo para llevar a casa. 

Aachen es conocida por sus hermosos edificios medievales y sus burbujeantes aguas termales, es una ciudad universitaria próspera y merece la pena visitarla, tanto si se encuentra en Alemania por negocios como por placer. ocio. Este es el lugar tan amado por el emperador romano Carlomagno que en el año 796 d.C. mandó construir una catedral, ahora una popular atracción turística que también alberga su magnífico sepulcro de oro y plata. Visite Aquisgrán por negocios y será recompensado: la ciudad es sede de un gran número de grandes empresas, incluyendo Generali Insurance y el Ford Research Centre, junto con las instalaciones de investigación de vanguardia de la RWTH University of Aachen. Si busca un hotel en Aquisgrán, el Leonardo Hotel Aachen le ofrece una estancia cómoda y bien situada para visitar la ciudad.

Oriéntese

No hay mejor lugar para comenzar una visita a Aquisgrán que su famosa catedral, en la que destacan un retablo dorado con inscripciones ornamentales y una hermosa araña del siglo XII. Justo enfrente de la catedral se encuentra Rathaus Aachen, un gran ayuntamiento de estilo gótico, construido sobre los cimientos de la Sala del Rey de Carlomagno, que alberga impresionantes vestiduras imperiales.

No se lo pierda

Aachen cuenta con más de 30 fuentes termales, muchas de las cuales han sido transformadas en lujosos spas diurnos. Para disfrutar de un auténtico baño romano, visite Carolus Thermen, que cuenta con piscinas cubiertas y al aire libre, así como una sauna, un baño de vapor y una gruta de agua. La temperatura del agua está a unos 47°C y los minerales sulfurosos tienen propiedades curativas, lo que hace que las aguas termales sean ideales para cualquier problema muscular.  

Mientras esté allí 

Deguste especialidades regionales como Öcher Puttes (morcilla) en Postwagen, un encantador restaurante local con decoración tradicional que incluye platos de cobre y teléfonos antiguos colgados de las paredes. La ciudad también es conocida por su Printen (un tipo de galleta de Lebkuchen, similar al pan de jengibre), que es un gran regalo para llevar a casa.