Verona

Hoteles en Verona

Desde 
61

Elige las fechas para ver los precios

Introduzca un destino para iniciar la búsqueda
30 Set-1 Oct
1 Habitación, 1 Huésped
Código promocional
Código de promoción válido
Mejor precio garantizado
Mostrar en el mapa

Leonardo Hotel Verona

11C Via Enrico Fermi, 37135 Verona
Cerca de los lugares de interés más populares
Wi-Fi gratuito
Desayuno
Estacionamiento
Bar
Animales permitidos
Reuniones
Aire acondicionado
Recepción 24 horas
TV de pantalla plana
Desde
61
1 / Noche
Seleccione las tarifas

Reserve directamente y obtenga un 10% de descuento

¡ Únase a Leonardo AdvantageCLUB hoy, es fácil y gratis!
Comience a ganar ahora y acumule puntos para estancias gratuitas en uno de nuestros hoteles Leonardo.

¿Ya es miembro?
Tasa mínima garantizada
Pago seguro en línea
Sin gastos de reserva ocultos
¿Ya es miembro?

Verona

Inmortalizada como escenario de la tragedia romántica de Shakespeare, Romeo y Julieta. Verona es tan encantadora e histórica como se podría esperar. Situada a orillas del río Adigio en el norte de Italia, la ciudad renacentista combina la excelente comida y el vino de la región del Véneto con una arquitectura muy particular. Desde la basílica de San Zeno hasta el puente de Ponte Pietra, digno de mención por Instagram, y mucho más. Aquellos que disfrutan de las famosas boutiques de Italia pueden dirigirse a Via Mazzini y Corso Porta Borsari para una dosis de diseño exclusivo, mientras que los visitantes que deseen disfrutar de vistas panorámicas pueden coger el funicular hasta el precioso y arbolado Castel San Pietro. Y cuando se trata de lugares para alojarse, encontrarán todas las comodidades y una cálida bienvenida en Leonardo Hotel Verona.

Oriéntese

A Verona no le faltan sitios históricos, pero el mejor lugar para comenzar su recorrido es la Arena Romana, que data del año 1 AC y que se encuentra en pleno centro de la ciudad. En la actualidad es la sede de un popular festival anual de ópera de verano. El Anfiteatro está increíblemente bien conservado y desde allí puede pasear por las hermosas calles de la ciudad hasta la Casa de Julieta. Aunque la obra de Shakespeare era una obra de ficción, este sitio ha sido adoptado como el hogar de la amante cruzada por estrellas gracias a su pintoresco balcón y a la estatua de bronce del personaje que se encuentra en la plaza. Desde el siglo XIII, hoy en día la gente coloca cartas de amor en las paredes exteriores de la casa con la esperanza de recibir la bendición de Julieta.

No olvide

Si bien esta es una ciudad con un gran patrimonio, también hay actividades más contemporáneas. Para tener una visión diferente de Verona, hay que ir al río Adigio en un recorrido de canotaje, donde se puede remar bajo los pintorescos puentes, pasar por el museo del castillo de Castelvecchio y llegar a una aduana veneciana de más de 300 años de antigüedad. Mejor aún, únase a una de las excursiones nocturnas de canotaje y vino que combina el paseo en balsa con paradas para degustar vinos, quesos y pastas locales a lo largo de la ruta.

Mientra está allí

Por favor, no se vaya de Verona sin aprovechar la oportunidad de explorar sus alrededores. Desde la tranquilidad y elegancia del Lago de Garda, a sólo 20 minutos en tren de Verona, hasta las bondadosas regiones vinícolas de Soave y Valpolicella, situadas en ambos extremos de la ciudad, merece la pena tomarse el tiempo de acercarse a estos lugares campestres, que ofrecen todo el encanto de la Toscana, pero sin las aglomeraciones que los acompañan.
 

Inmortalizada como escenario de la tragedia romántica de Shakespeare, Romeo y Julieta. Verona es tan encantadora e histórica como se podría esperar. Situada a orillas del río Adigio en el norte de Italia, la ciudad renacentista combina la excelente comida y el vino de la región del Véneto con una arquitectura muy particular. Desde la basílica de San Zeno hasta el puente de Ponte Pietra, digno de mención por Instagram, y mucho más. Aquellos que disfrutan de las famosas boutiques de Italia pueden dirigirse a Via Mazzini y Corso Porta Borsari para una dosis de diseño exclusivo, mientras que los visitantes que deseen disfrutar de vistas panorámicas pueden coger el funicular hasta el precioso y arbolado Castel San Pietro. Y cuando se trata de lugares para alojarse, encontrarán todas las comodidades y una cálida bienvenida en Leonardo Hotel Verona.

Oriéntese

A Verona no le faltan sitios históricos, pero el mejor lugar para comenzar su recorrido es la Arena Romana, que data del año 1 AC y que se encuentra en pleno centro de la ciudad. En la actualidad es la sede de un popular festival anual de ópera de verano. El Anfiteatro está increíblemente bien conservado y desde allí puede pasear por las hermosas calles de la ciudad hasta la Casa de Julieta. Aunque la obra de Shakespeare era una obra de ficción, este sitio ha sido adoptado como el hogar de la amante cruzada por estrellas gracias a su pintoresco balcón y a la estatua de bronce del personaje que se encuentra en la plaza. Desde el siglo XIII, hoy en día la gente coloca cartas de amor en las paredes exteriores de la casa con la esperanza de recibir la bendición de Julieta.

No olvide

Si bien esta es una ciudad con un gran patrimonio, también hay actividades más contemporáneas. Para tener una visión diferente de Verona, hay que ir al río Adigio en un recorrido de canotaje, donde se puede remar bajo los pintorescos puentes, pasar por el museo del castillo de Castelvecchio y llegar a una aduana veneciana de más de 300 años de antigüedad. Mejor aún, únase a una de las excursiones nocturnas de canotaje y vino que combina el paseo en balsa con paradas para degustar vinos, quesos y pastas locales a lo largo de la ruta.

Mientra está allí

Por favor, no se vaya de Verona sin aprovechar la oportunidad de explorar sus alrededores. Desde la tranquilidad y elegancia del Lago de Garda, a sólo 20 minutos en tren de Verona, hasta las bondadosas regiones vinícolas de Soave y Valpolicella, situadas en ambos extremos de la ciudad, merece la pena tomarse el tiempo de acercarse a estos lugares campestres, que ofrecen todo el encanto de la Toscana, pero sin las aglomeraciones que los acompañan.